¿Cómo se fumiga una casa?

como se fumiga una casa

La fumigación o nebulización es el método tradicional que usan las empresas de plagas como SGM Fumigaciones, donde el principal objetivo es bajar el nivel de infestación de la especie.

Este tratamiento puede ser efectivo, pero no se podrá utilizar en todos los casos, debido al uso de biocidas que también son tóxicos para la salud de las personas y mascotas.

En la actualidad, también podemos encontrar otras alternativas para desinsectar las plagas, como puede ser el uso de cebos ecológicos o el vapor.

En SGM te explicamos cómo se fumiga una casa de cucarachas o chinches, pero los resultados pueden variar y no garantizamos que funcione en su caso.

Índice
  1. ¿Cómo se fumiga una casa de cucarachas?
    1. Procedimiento antes de fumigar
    2. ¿Qué hacer después del tratamiento de desinsectación?
  2. ¿Cómo fumigar una plaga de chinches en casa?
    1. Antes del tratamiento
    2. Nebulización con vapor
    3. Después de la fumigación de chinches

¿Cómo se fumiga una casa de cucarachas?

En SGM te explicamos paso a paso cómo fumigar una casa de cucarachas, donde te contaremos los procedimientos si utilizas los distintos métodos que te proponemos.

Para ello utilizaremos un insecticida anti-cucarachas que puedes adquirir en cualquier supermercado o en nuestra tienda online de plagas, unos guantes de nitrilo y una mascarilla para protegerte de su inhalación.

También te explicaremos otra alternativa a la nebulización de hogares utilizando cebo ecológico, donde te detallaremos el procedimiento y las ventajas que tienen.

Procedimiento antes de fumigar

Ningún tratamiento será efectivo si antes no realizamos una limpieza a fondo de la zona infestada de cucarachas. También aconsejamos vaciar la cocina para no contaminar los alimentos.

Las cucarachas pueden aparecen en la mayoría de los casos en cocinas y baños, donde encontrarán las fuentes de alimento y agua, que necesitan para vivir y hacer sus nidos.

1-Si usas el insecticida

En primer lugar, ponte los guantes y la mascarilla para evitar los gases tóxicos del spray. Comprueba que no exista ninguna fuente de calor o fuego, estos productos son inflamables.

Después, rocían una buena cantidad del biocida en muebles de la cocina, detrás de la nevera, despensa, rincones y grietas que puedas encontrar.

Finalmente, deja la puerta y ventanas de la zona cerrada al menos durante 2 horas para que las cucarachas respiren el veneno y mueran. Repite al día siguiente para asegurarte mejores resultados.

2-Si usas cebos ecológicos

Los cebos atrayentes, tienen una fórmula apetecible que atrae a las cucarachas a una trampa mortal. Este tratamiento se utiliza como alternativa a la fumigación, debido a que no es tóxico y es compatible con la habitabilidad de las personas y mascotas.

La ventaja del uso de cebo frente a la fumigación, es que ataca a la biología de las cucarachas, produciéndoles fallo nervioso y morirán de forma retardada sin levantar sospecha. De esta forma el resto de la colonia comerán de su cadáver y también serán exterminadas.

Antes de fumigar nuestra casa contra las cucarachas, tenemos que eliminar la grasa y restos de alimentos de la cocina. Si las cucarachas encuentran alimento más cerca de donde se coloque el cebo, no acudirán y el tratamiento no tendrá resultados.

Los cebos se presentan en formato gel donde incluye una jeringuilla para la su aplicación, te recomendamos que utilices éstos que te proponemos:

Una vez tengas el cebo en casa, puede aplicar pequeñas cantidades dentro de los muebles, en el suelo, detrás de la nevera, ventanas y encimera.

¿Qué hacer después del tratamiento de desinsectación?

Si el tratamiento ha surtido efecto, podrás encontrar cadáveres de cucarachas en el suelo o en la encimera. Te recomendamos que ¡NO LOS TOQUES!, deja al menos otro día a las cucarachas muertas para que el resto de la colonia se alimente de ellos.

En el caso de no haber tenido resultado, puede ser por varios motivos: que la plaga sea muy severa y requiera de la ayuda de una empresa de plagas o que tengas restos de alimentos todavía a su alcance.

Para prevenir una infestación de cucarachas en el futuro, recuerda tirar la basura a diario, no dejes restos de alimentos en la encimera, arregla los grifos que estén goteando e instala burletes en las puertas para que no se cuelen dentro de tu casa.

¿Cómo fumigar una plaga de chinches en casa?

En el caso de las chinches todo se puede complicar, esta especie es muy resistente y requiere procedimientos más complejos y trabajosos, y aún así no podemos garantizarte que se termine con la plaga.

Su pequeño tamaño hace muy difícil su detección, así que, a la mínima señal de picadura o piquete en la cara, piernas, brazos o espalda, debes actuar para que no se convierta en una plaga severa.

Para una proceder y saber cómo se fumiga de chinches en tu casa debes seguir estos pasos:

Antes del tratamiento

En primer lugar, debes encontrar el foco de la plaga, que normalmente suele estar en nuestros colchones, debido a que las chinches son parásitos y necesitan sangre para poder vivir.

También es común encontrarlas en sofás, sillones, paredes y dentro de las cajas eléctricas.

Si has encontrado en el colchón restos de heces de color rojizo y un olor a rancio característico, es el primer indicio de tener una plaga de chinches.

Es necesario llevar toda la ropa de cama, alfombras y cortinas envueltas en bolsas de plástico, a una lavandería industrial para que limpien a más de 60º. Estos insectos morirán a estas temperaturas.

Desmonta todos los muebles, lámparas, mesas, sillas y cajas eléctricas para posteriormente nebulizarlos con el vapor.

Nebulización con vapor

El vapor a 100º es un remedio comprobado contras las chinches, a esta temperatura todos los estadios larvarios, huevos, ninfas y adultas acabarán desapareciendo.

Si no tienes vaporeta en casa, te recomendamos esta selección personal, que te ayudarán a fumigar tu casa:

Aplica vapor en el colchón y deja secar la zona antes de volver a continuar, puedes seguir mientras tanto con los muebles y otros objetos del dormitorio.

Recuerda que las chinches también se esconden en persianas, grietas, suelos y paredes. Aplica una fumigación de vapor contundente y verás como van muriendo.

Repite, repite y repite, como dijimos al principio las chinches es una plaga muy dura a batir, así que ten paciencia y sigue con nuestros consejos.

Después de la fumigación de chinches

En muchos casos es recomendable desechar el colchón, todavía pueden habitar chinches dentro de él y también sus manchas son muy desagradables.

Antes de montar los muebles y cajas eléctricas, asegúrate que ya no tengas chinches.

Para evitar una futura infestación usa fundas de colchón anti-chinches, así no podrán traspasar el tejido y no te picarán.

En el caso de no haber acabado con ellas, te recomendamos que llames a una empresa de plagas, y te indicarán cuánto cuesta fumigar tu casa, es posible que la plaga se haya extendido por otras zonas de la casa y se tenga que realizar una fumigación de choque con biocidas potentes.

Como habrás leído, cada especie se fumiga de una forma y lo que funciona para las cucarachas no puede ser aplicado para las chinches. En cualquier caso, esperamos que estos consejos te ayuden a desinsectar tu casa.


SGM Fumigaciones

La empresa de plagas de Sevilla que te ayuda a librarte de los insectos para siempre y con total garantía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir